Los niños no se van de casa

Mi amigo Domènec me ha enviado un artículo de El Periódico como una especie de comentario del post del otro día que decia que a la juventud alemana le gustaria trabajar en multinacionales con marcas de prestigio, en España parece que la cosa no es igual:

  • Salvador Giner, sociólogo: "La mayoría de los jóvenes prefieren ser funcionarios a empleados de una empresa privada. Una amplia encuesta muestra que el 65% de los españoles de hasta 30 años prefieren trabajar en la Administración pública."
  • Se valora mucho tener un horario fijo, y poco que la tarea constituya un verdadero reto.
  • el caso de España: nada menos que más de las tres cuartas partes, el 77,4%, prefieren trabajar en su lugar de residencia.
  • ...los inmigrantes muestran mayor flexibilidad ante la búsqueda de empleo.
  • La actitud más aventurada del inmigrante no constituye enigma alguno. Quien emigra va a buscar trabajo, mejores condiciones de vida y hasta, como decía antes, a hacer fortuna. Su posición de partida es, por definición, más ambiciosa y amiga del riesgo que la del autóctono. Por eso casi todas las sociedades se han beneficiado de la inmigración, que estimula la economía, está dispuesta a trabajar con ahínco...
  • Hay, en consecuencia, una oferta masiva de puestos públicos --muchos de ellos, paradójicamente, precarios, pues son demasiados los interinos que nunca dejan de serlo-- percibidos como una salida adecuada por los jóvenes.
  • La empresa, por sólida que sea, puede venderse a una multinacional, disolverse, reducir plantilla, tenerse que apretar el cinturón.
  • Para el joven que prefiere la seguridad al riesgo, la percepción de que los vientos de la concurrencia, la deslocalización y hasta la crisis pueden afectar a cualquier empresa, pero no a la Administración...
En otro artículo que me remite de El País J.A Aunión, Susana Hidalgo
en que entrevistan a diferentes estudiantes que estan fuera de España

  • Chicos que sacaron la mejor nota de Selectividad en su promoción y que obtienen el título universitario entre sobresalientes y matrículas. Y después... la precariedad laboral, los sueldos al límite de los ,"1.000 euros y la vivienda en \n casa de sus padres.

  • Ana Elisa ...Me encantaría dar clases en alguna universidad española, porque echo de menos la comida y a mi familia.
  • Ana Elisa ...En su vida inglesa, esta estudiante, que es el orgullo de su pueblo (Navas de Jonquera, Albacete), comparte piso con una amiga polaca. Sus planes no pasan "ni de lejos" por comprarse un piso. "Ni aquí ni en España, soy muy trotamundos, me paso la vida viajando. Y aunque quisiese comprarme una vivienda, está claro que tampoco podría".
Pensamientos que se me vienen a la cabeza leyendo esto:
  • Recuerdo allá por el año 1982 la profesora de inglés que tenia, "la Corinne" me decia que una de las cosas que le extrañaba de las familias españolas era, que los hijos tardaban mucho en irse de casa. Ella, que enseguida que pudo, literalmente huyo de casa, con sus 26 años se encontraba en un lugar perdido del pre-pirineo catalan Olot, enseñando inglés.
  • El otro día teniamos a comer una colega de mi mujer, de la conversación que mantenian ellas dos, me entere, que aparte que de muy jovenes ya estaban fuera de casa, ambas han estado viviendo en diferentes lugares de Alemania y el extranjero antes de venir a parar a Berlín.
  • Mi hija tardia(hija de mi mujer) antes de los 18 años ya vivia fuera de casa, pero ella no es ninguna excepción, la excepción son los que se quedan en casa. La adolescencia en muchos casos, es un momento difícil para las relaciones entre hijos y padres y unos pelean por irse y los otros ayudan a que se vayan de una vez. Tambien podemos decir que hay factores que ayudan aquí en Berlín, uno puede encontrar un piso de alquiler por poco más de 300€ y el estado da una pequeña ayuda, para que los hijos estudien, con lo que pagando el alquiler y algun extra, el hijo se apaña con el dinero que aporta el estado.
  • Mi madre, para ver los contrastes, si fuera por ella, aún viviria en su casa, es claro que hasta ahora el sentido aglutinador de la familia española no existe hacia el norte de Europa. Igual que si viajamos hacia el sur, hacia Africa, allí vemos que se conserva mucho más el sentimiento de pertenecer a una familia a un clan.
  • Estando en España en los últimos años todos los días oía a alguien hablando de su piso, de la hipoteca, de que ahorraba para comprar un piso, que se habia vendido por tal y habia comprado por cual, y que habia ganado un pastón, aquí hasta ahora no he oido a nadie con estos temas.
  • Yo he trabajado con funcionarios, y recuerdo que las conversaciones estrella, fuera del ambito del trabajo, aparte de las fiestas, comidas y viajes de fín de semana, por un lado teniamos el futbol en la parte masculina y por el otro o en ambas, el Gran Hermano o alguna serie de moda en la TV, y si se profundizaba en algo más serio, ya entrabamos en las hipotecas, en viviendas de protección oficial, en la entrada, y en si se ha abierto un concurso para 3 plazas en tal sitio,.. Yo personalmente se lo decia que no no entendia esos delírios de ser funcionario, yo era el raro.
  • Es claro que el clima y la comida en España son un fuerte reclamo para mucha gente, ¡como en casa...!,...
  • España por los politicos, por el futbol y por unos periodistas deseosos de armar follon donde no tendria que haber, se esta convirtiendo en un reino de Taifas, donde el plantearse ir a vivir fuera de nuestra comunidad, se convierte en según que casos en un reto.
  • Recuerdo que un compañero de Barcelona se fue a trabajar a Valencia con su Vespa matrícula de Barcelona, enseguida le aconsejaron que pusiera un distintivo valencianista para minimizar de alguna manera los posibles daños a su vehículo.
  • Un madrileño si venia a trabajar a Barcelona o si ha alguién trabajaba para alguna empresa con sede central en Madrid y le concedian un coche con matrícula madrileña, asímismo, tenia que buscar enseguida distintivos de catalanidad y viceversa si uno de Barcelona iba a Madrid.
  • Donde he ido a trabajar siempre he conservado la etiqueta de catalán, estoy muy orgulloso de ser catalán, pero llega un momento cuando hace un tiempo que vives en un sitio, que te gustaria que dejaran de leer, de buenas a primeras, esa especie de etiqueta que parece que llevas pegada en la frente "catalán, cuidado". Y con esto no me quejo ni de la gente que he conocido, ni del trato que me han dado, para mi todos han sido excelentes. Si me quejo de algo, es da la sensación que tengo de que en una buena parte de España, se da demasiada importancia al lugar donde has nacido, al final, todos somos seres humanos de carne y hueso, hayamos nacido aquí o aculla.
  • Vivimos en una sociedad, en que la vida no es fácil para la gran mayoria, pero en la que todos esperan y exigen que sea fácil, lo ves en la gente que vive, trabaja a tu alrededor, cuando algo no funciona, enseguida reclaman al encargado, cuando no saben hacer funcionar algo, enseguida estan pidiendo ayuda, en ningún momento ves que intenten buscar una solución, un minimo esfuerzo, a veces solo es cuestión de girar la llave en el otro sentido, nada, nada por favor, esta no es mi labor, para eso pagan a alguien, para eso pago yo,..nada nos tiene que representar un mínimo esfuerzo. Una parte de mi piensa que la culpa esta en una buena parte de los padres, y sobre todo pienso en la gente más joven que yo. De alguna manera a los padres les costo tanto su vida, que convirtieron la adolescencia de sus hijos en un tobogan, y cuando han llegado a la edad de independizarse, todo se les ha hecho muy cuesta arriba, ya no solo era deslizarse y algunos siguen reclamando fuera de casa lo que se les daba sin pedir cuando estaban en casa.
  • Hace ya un tiempo hablaba con una madrileña que ya llevará viviendo en Berlín más de 10 años, y me decia que la mayoria de españoles que viven aquí, eran mujeres, las que podriamos decir, estan mejor preparadas y a la vez, a las que comparativamente les cuesta más obtener un cargo importante.
Y como remate final unos datos de Berlín:
Gente que buscaron el pasado año de instalar un negocio, una tienda, en Berlín:
  • En primer lugar los polacos 9.315
  • Turcos 2.614
  • Norteamericanos USA 1.582
  • Franceses 1.393
  • Rusos 1.213
  • Italianos 1.136
  • Españoles 842
Parece claro que el futuro no será de los europeos.

A la IHK hay asociadas 28.000 empresas que su propietario o director no es alemán de estas:
  • 6.600 son turcas
  • 2.970 son polacas
La BBK Berufsverband bildender künstler berlins e.V. estima que cada uno de cada tres artistas berlineses tienen pasaporte extranjero.

Enlaces / der Link

Comentarios