Der Putzhausschuh

Que cosas se inventan, no sé si es tan práctico como dan a entender, se tendría que probar, pero me da la sensación que si tienes que limpiar toda una habitación lo harás mejor y puede que acabes menos cansado haciendolo con la fregona clásica. Ahora bien para secar o limpiar una una mancha relativamente grande quizás sea práctico.

der Putzhausschuhe

Ahora se me ocurre que esto lo podrían emplear en las canchas de baloncesto, en lugar de tener ver esos señores que con una fregona o hincando la rodilla en el suelo se dedican a secar el sudor de los jugadores que han humedecido el parquet, podrían tener bailarines/as que a la vez que amenizan al personal, dan un secado rápido al suelo.
Siempre me llamo la atención hasta hace no muy poco, ver como en USA donde supuestamente el baloncesto es un deporte importante, cuando tenian que secar la cancha, la gente empleaba simples bayetas, arrodillandose en el suelo, mientras en España siempre habia visto que lo hacian con prácticas fregonas con un palo, un completo anacronismo. Hasta que averigué que la fregona con palo se habia inventado en España.

Uno de los introductores en España de la fregona fue Manuel Jalón Corominas, ingeniero y oficial del Ejército del Aire en la base aérea de Zaragoza, quien junto con su socio Emilio Bellvis comenzó a fabricar el cubo de rodillos que se venía utilizando en Estados Unidos. + wikipedia
Comprendí que nosotros nos empapabamos de la tecnología USA pero los norteamericanos aún no habían incorporado la tecnología "made in Spain".
Hablando de la "Hauschuh" las zapatillas, no se cuan extendida esta la costumbre en Alemania pero en nuestra casa y en varias amistades de mi mujer es normal que las visitas cuando llegan a casa, se quiten los zapatos de la callle y anden en con las zapatillas o en calcetines como me paso a mi la primera vez que vistamos una amiga de mi mujer. Por suerte aquel día mis calcetines se podían mostrar y no me paso lo que al Wolfowitz que no hace mucho visitando un país arabe tuvo que hacer lo propio en una mezquita y mostró ante toda la prensa, un par de calcetines con sendos y horondos agujeros en la punta del dedo gordo.
Mi mujer me dijo que habia adoptado esta costumbre a partir de que lo vio en casa de un amigo de Bangladesh aquí en Berlín y escucho su razonamiento : "en casa muchas veces hay niños que andan a gatas por el suelo, no es muy higiénico que te pasees por el mismo sitio con unos zapatos que han pisado vete a saber que sitios y que cosas". Así que desde entonces uno al salir y entrar de casa se quita y pone los zapatos. Es una regla que admite excepciones, puede que alguien lea esto y me diga yo he estado en su casa y a mí no me han hecho quitar los zapatos, verdad, nuestra casa no es una mezquita, y no vamos a mandar a nadie al infierno, por llevar zapatos en nuestra casa :-)
La globalización enriquece nuestra cultura.
Una curiosidad, cuando visitamos a nuestra hija en Neu Ulm, los vecinos que vivian debajo suyo, tenían su zapatero a la vista de todos, en el rellano de la escalera, solo necesitabas calzar el mismo pie y te podias tomar prestado en un momento dado, aquellos zapatos que tanto te gustaban ...
A por cierto, estos Putzhausschuhe los venden en Weltbild, si os interesan y no sabeis como pedirlos, me envias un correo y os los mando más los gastos de envio.
  • der Hausschuh = la zapatilla, la chancla
  • putzen = limpiar

Comentarios