Potsdamer Platz, el éxito vale millones

Una de las esquinas con más nombre del Berlín moderno es la Potsdamer Platz, hace un tiempo leiamos que la historia pasaba factura, al que habia sido uno de sus propietarios y que le podia llegar a arruinar o por lo menos hundirlo en los número rojos. Cuando este mismo propietario pensaba haber echo el negocio del siglo, al vender el terreno al multimillonario y promotor Otto Beisheim por 145 millones de euros, cuando el mismo terreno les habia costado la ridicula suma de 1 marco alemán o sea medio €(este terreno habia pasado a ser suyo cuando adquirieron a la ciudad la marca de los antiguos almacenes Wertheim por esta módica cifra). Nos referimos al grupo empresarial Karstadt-Quelle.

Si en los últimos años Potsdamer Platz no se hubiera convertido en uno de los lugares emblematicos de Berlín, es muy probable que los directivos de Karstadt-Quelle no hubiesen tenido tantas horas de insomnio en los ultimos 7 años. Porque al convertirse de nuevo en un sitio famoso, despertaron un monstruo que dormia en sus entrañas.
Hace siete años la "Jewish Claims Conference (JCC) inicio la disputa judicial contra Karstadt-Quelle porque los terrenos que habian adquirido por medio € en la Potsdamer Platz en su tiempo era el emplazamiento de los antiguos grandes almacenes Wertheim que los nazis les habian obligado a la familia a vender en su política de ario-cización. La familia habia intentado evitar esta venta transfiriendo la mayoria de las acciones a la mujer de Georg Wertheim que estaba considerada como aria.
Al final parece que se ha llegado a un acuerdo y Karstadt-Quelle tendrá que pagar 88 millones de euros (117 millones $) como compensación a los 50 herederos de la familia Wertheim. El acuerdo parece que se ha conseguido gracias a las conversaciones secretas entre el director ejecutivo de Karstadt-Quelle Thomas Middelhoff y el director de la "JCC" europea, Roman Haller.
Karstadt-Quelle en su momento ya habia apartado fondos para poder hacer frente a la sentencia que ahora parece haberse resuelto, estos afirman que la sentencia no va a afectar a la cuenta de resultados de este año.
Así el terreno(plagado de bombas de la II Guerra Mundial) que en 1990 se convirtio en propietario Karstadt-Quelle al haber adquirido la marca Wertheim a la ciudad de Berlín, y que parecia un bombón, se ha acabado convirtiendo en un bombón envenenado.
Actualmente en los terrenos se elevan los hoteles Ritz-Carlton y Marriot y las oficinas Beisheim y el centro comercial.
Los jueces consideran que la ciudad de Berlín tenia que haber devuelto los terrenos a los herederos Wertheim y no a Karstadt-Quelle.

Enlaces

Comentarios