Anita Berber, la reina de la noche

La vida y la muerte de Anita Berber(1899-1928) que sería lo que ahora llamariamos una "performer" o una artista completa, es inseparable del clima frenético de la Alemania de Weimar.



Hija del músico Felix Berber y la cantante de cabaret Lucie Thiem que se divorciaron en el año 1902. Se crió en Dresden, empezó a bailar a los 16 años, ganandose las mejores revistas de Berlín y participo por primera vez en una película en 1918 en Das Dreimäderlhaus (Las tres chicas)., empezo a bailar desnuda en 1919, e hizo las películas "Prostitution" y "Diferente de las demás" en el mismo año.
Su escandalosa vida empezó de forma bastante inocua, con el matrimonio en 1919 con el artista Eberhard von Nathusius. Cuando se separaron en el año 1922, Anita empezó una relación lesbiana con la propietaria de un club Susi Wanowsky, a la vez que estaba liada con Sebastian Droste, con el que se casó en 1923. Durante su corto matrimonio, estos publicarón conjuntamente un libro de poesia. Ella le dejo al cabo de un año y casí enseguida comenzo otra relación con Henri Chátin Hoffman.

Durante esto años la Berber empezo a beber en exceso a tomar morfina y cocaina. Se ayudo de la prostitución para pagarse sus costosos hábitos, aunque siguió trabajando en la escena y en el cine. Pronto se la conocio como "La bailarina del vicio". Incorporó una sofisticada coreografia a su baile desnuda. Y elevo el estandar para un carácter estrafalario. En una ocasión, se urinó en la bebida de un espectador porque no le prestaba suficiente atención.

Fue la primera mujer posmoderna de Europa.
Fue con frecuencia fotografiada, y sirvio como modelo para Otto Dix en en su retrato de "Lady in Red", se intereso por el Expresionismo alemán e influyo a sus directores.

En un momento de su vida desarrollo tuberculosis. A pesar de sus problemas de salud empezo una gira que la llevaría por Grecia, Egipto, y otros lugares del Este. Sufrión un colapso en la escena en Damasco en julio, y volvió a Berlín, no acabó el año moría el 10 de noviembre de 1928 en un habitación de hospital llena de jeringuillas e iconos de la Virgen María. No tení aún los 30 años.

Según testigos de su entierro, "destacados directores de cine caminaron al lado de las putas de Friedrichstrasse, jovenes prostitutos junto con hermafroditas de El Dorado, famosos artistas junto a barmans, hombres con sombreros altos, al lado de travestís de Berlín. Su entierro se convirtio en una función pública, una despedida a la particular santa de la prostitución, La República de Weimar y el Berlín salvaje, les quedaban pocos días de vida.

Aparentemente su tumba ya no existe.





Comentarios