Consumir, una droga como otras

Os acerco un post de una paisana Iggena, que habla de una inauguración de un Media Markt en el Alexander Platz, además con buen material gráfico.
Estoy seguro que habia ahí gente que intentaba ganarse un dinero comprando a bajo precio y revendiendo más tarde por e-bay, shopping,... u otro medio.
Pero me parece que la gran mayoria, lo único que les dominaba era una fiebre consumista, que cada vez afecta a más gente, la felicidad esta en tener el último gadget, pero espera!! que mañana saldrá uno de nuevo,,,

Y aquí otro ejemplo en un video:




¿Cuántas cosas compramos a lo largo de nuestras vidas, que al cabo de dos días, solo sirven para recoger polvo?.
Unos necesitan echarse un chute, otros necesitan tomarse unas pastillas, otros necesitan atragantarse de mariscos u de otro rico manjar, otros necesitan fumarse un cigarrillo, otros necesitan comprarse una blusa, una joya, un coche, una moto,, otros una consola de juegos, otros ese movil último modelo,... Toda nuestra felicidad o infelicidad estan en ese objeto. Una felicidad que muchas veces, dura un instante, porque una vez poseemos eso, nuestro pensamiento ya persigue poseer otro objeto, que hasta que no se posee, solo genera un mal sabor de boca y una infelicidad generalizada.
El poseer, aún puede ser más grave, cuando se refiere a personas, porque muchas veces el amor se confunde con un deseo en realidad de poseer a esa persona y no de amarla, el/ella no me quiere no le/la poseo, esta vida no vale nada,...
Por desgracia para todos, siempre hay ese momento en que perdemos nuestro sentido común. El día que la humanidad hallé la manera de solventar esos momentos de debilidad, en que seamos capaces de no apostar todo nuestra autoestima y valor como personas, en si poseemos o no poseemos ese objeto perecedero, abremos dado un gran paso,...

Comentarios