Klo Mobil oséase Water Movil.

Conforme hace más, que estoy en Alemania, menos puedo opinar con certeza de España, pero creo que no me equivoco si digo que aquí en Alemania es por lo menos mucho más frecuente ver estos retretes de alquiler en cualquier obra con una cierta duración, que por las calles de las ciudades de España.


Posted by Picasa
Toilette Mobil en una calle de Berlín



Hace un tiempo veía un reportaje en la televisión sobre una empresa que se dedicaba a alquilar estas cabinas, no solamente para obras sino también para conciertos o actos públicos al aire libre. Cada día, personal con furgonetas equipadas con equipos de agua a presión y detergentes para el caso, recorrían la ciudad en busca de las cabinas que tenian alquiladas, para limpiarlas de arriba a abajo, y reponer el material fungible. Por lo que mostraban era un negocio boyante, tenian un taller para reparar las cabinas maltrechas. Cuando habia un acto al aire libre según la magnitud del mismo se movilizaban un montón de cabinas. Como es normal las personas que realizaban la limpieza de las mismas eran personas poco escrupulosas, porque algunas presentaban un aspecto lamentable, el mundo esta lleno de incivicos.
Si consultais la web de esta empresa vereis que tienen diferentes modelos, algunos sencillos y otros sumamente automatizados.
También creo que hay un mayor uso de esos containers metalicos para el personal técnico, como los que se ven en la foto de una obra de la Bergmanstraße donde estan construyendo un edificio.


Posted by Picasa
Bloque de containers de 3 pisos para arquitectos, aparejadores, y otro personal que intervienen en la construcción de un edificio, en la Bergmanstr de Berlín.



Otras empresas
Vocabulario / der Wortschatz
  • das Klo = el retrete, water
  • die Miete = el aquiler
  • mieten = alquilar
  • der Service = el servicio
  • der Schuster = el zapatero
  • die Toiletten = los lavabos

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Queridos Iggena y Carles:

No se imaginan cuanto agradezco que escriban vuestros blogs.
Estuvimos en Berlín en el puente de octubre y pasamos 5 días hermosos. Además, ¡que suerte!, nos tocó un tiempo excepcional.

Me organizo mucho, mis viajes empiezan muuuucho antes, cuando los vamos gestando, deseando y hablando con Marcia… y hasta que les pongo fecha. Ahí empieza otra etapa, de estudio y búsqueda de información: alojamiento, transporte, movilidad y demás. Elijo y me compro una buena guía, pido información a los organismos de turismo, busco algo de la biblioteca y reviso páginas de Internet.

Pero leer vuestros blogs es otra cosa, la blogosfera me parece formidable cada vez más, maravillosa. Me siento – y perdoná que te hable en argentino - como si estuviesen en el salón de casa y les preguntara: -Che Iggena, decime, ¿Cómo viene la mano con los Alemanes y Berlín, son tan cuadriculados como dicen?, ¿Y vos Carles, qué opinás?, muy cotidiano, vamos.
Con la lectura de vuestros respectivos blogs me he ilusionado tanto con nuestro viaje que ya estaba en Berlín antes de salir, a mi manera.
Gracias, gracias mil.

Alquilamos bicis nada más bajar del tren y les metimos cientos de kilómetros.
Y por supuesto, fuimos a mi soñado concierto con la Berliner PhO, el domingo.
He prometido volver por más tiempo, más tranquilo. Y volveré, seguro.
Gracias otra vez
Tachi y Marcia, desde Madrid
Carles Codina Calm ha dicho que…
Tachi y Marcia,
modestamente desde mi parte, solo puedo daros las gracias por vuestro comentario.
Me alegra saber que compartis el aprecio por el blog de Iggena, vale la pena su lectura.
Mi rostro se ilumina pensando que verdaderamente habeís disfrutado de vuestro viaje a Berlín, se nota en vuestras palabras la ilusión, la pasión por el viaje realizado,esto es así tanto si se han escrito en argentino, en castellano como en lunfardo,... .
Uno de mis sueños "utópicos" es que en un futuro desaparecera el dinero en el mundo, pero lo que espero que nunca desaparezca es la gratitud. Porque la gratitud es una gran riqueza del ser humano, es el mejor pago para cualquier actividad que realicemos, laboral o no laboral.
Un saludo y hasta pronto por Berlín.