En Tempelhof no se miran la hora

Hubo un tiempo en que poca gente tenia reloj de pulsera o de bolsillo,... parece que estoy hablando de la Edad Media, pero no, no hace tanto, juventud de mis padres, incluso mi niñez, entonces para saber la hora en que se vivia, muchos tenian que estar pendientes del reloj de la iglesia, yo aún recuerdo en mi niñez que alguíen preguntaba "Quina hora es? y alguien decía "A Sant Esteve acaben de tocar les 3" o la hora que fuera, Sant Esteve es la iglesia principal de Olot. Con el tiempo la función del reloj de Sant Esteve perdio su función, en parte porque el nivel de ruido de la ciudad con los coches, motos y maquinas funcionando aquí y allá hizó, que muchas veces no nos enterasemos de que las campanas de Sant Esteve estaban dando las horas, acabamos con que solo las oiamos claramente, por la noches si no conseguiamos conciliar el sueño y los domingos por la mañana, cuando la ciudad disfrutaba del descanso dominical. Y por otra parte porque nuestra sociedad ha acabado rodeada de relojes digitales, manuales, de cuerda, de pulsera, de pared,... abrimos el bolso o urgamos en nuestros bolsillos y tenemos 10 sitios donde mirar la hora en que estamos.
Ayer iba ha hacer un recado y pase delante de estos dos campanarios con sendos relojes, era más o menos la 12 de la mañana.

Son las 12 de la mañana el reloj esta marcando las 4 y 16

Enfrente mismo de este edificio hay otro campanario con un par de relojes, uno en cada lateral que da a la calle, ambos también estan averiados y se han quedado anclados en un tiempo del pasado.
Uno, no entiende muchas veces la lógica de la gente, las personas que construyeron este par de edificios, unos tuvieron que ser primeros y los otros los segundos, ¿porqué los segundos también pusieron un reloj en la fachada de su torreón? ¿no querian ser menos que sus vecinos?, ¿Unos iban con la hora de Berlín y los otros iban con la hora de Moscu?, ¿unos eran católicos y los otros eran protestantes,..?



Este reloj un día a la seis y media dijo no puedo más estoy harto de dar siempre vueltas alrededor de mi centro y que nadie me mire y se paro.

Hoy he tenido que volver al mismo lugar y cerca esta el ModeCenter Berlin un edificio majestuoso, con un enorme torreón.

ModeCenter Berlin, al lado mismo de la estación Ullsteinstraße U6

Cuando he hecho la foto pasaban minutos de las 9 de la mañana, parece que estos relojes también han tenido el mismo sentimiento de aburrimiento y hartazgo de currar día y noche sin parar, para que nadie les hiciera el menor caso y también han decidido cesar en su actividad.

ModeCenter Berlin
no va a la hora

Todo tiene su fín y parece que ha llegado el fín para los relojes de los campanarios, o por lo menos para estos en Tempelhof, Berlín

Comentarios