La ventana indiscreta

En la foto que hoy ilustra este post podeis ver la ventana de mi vecino, el día que nevaba en Berlín, no hace mucho.


Una cortina de quita y pon.

Os explico, el año pasado o hace dos, ya no lo recuerdo, también había nevado en Berlín, y en medio del bloque de pisos donde vivimos, en el patio (der Hof, la 'h' es como una 'j' a la hora de pronunciar en alemán) tenemos un castaño tan alto como el bloque de 4 pisos en el que estamos, pues el árbol, con la nieve blanca, me pareció una estampa bonita, así que ni corto ni perezoso busqué la cámara y saqué una foto, como no había mucha luz, se disparó el flash de la cámara. Fue hacer la foto y sentir que alguien me estaba mirando inquisitivamente, levante la vista y desde la ventana donde ahora se ve una sabana blanca el vecino me estaba mirando, pero en aquel momento no había ninguna sabana. No le hice mayor caso, hasta que al día siguiente vi por primera vez esa sabana en el cristal de la ventana, pensé ¡ostia!! puede que ayer con la foto verdaderamente molestases al vecino, lo comente con Irene y me dijo que solo me podía decir que en las reuniones de la comunidad de vecinos eran unos vecinos bastante "perapunyetes" (quisquillosos), dije, pues mira que bien,...
En esa habitación, se que hay la cocina, porque cuando no hay la sabana, alrededor de las 7 de la tarde, cuando acostumbro a cocinar, muchas veces veo que el vecino en esa ventana en una clara actitud de estar friendo algo a la paella.
Lo curioso, es que desde el incidente de la cámara y el flash, de esto ya hace tiempo, de vez en cuando veo que cuelgan la sabana en la ventana, no os podéis imaginar la curiosidad que tengo, en saber que demonios se debe cocinar en esa habitación, cuando nos colocan esa dichosa sabana.
Esto de la ausencia de cortinas, aquí en Berlín es mucho más habitual que en España, he pasado por delante de numerosas viviendas al atardecer, donde, la vida de la gente que vive allí es completamente pública, es como una película muda, para los vecinos que viven en frente y para los transeúntes que transitamos alrededor. Es como aquella película de Alfred Hitchcock y James Stewart, La ventana indiscreta, pero sin prismáticos, esto es a simple vista.
Seguro que para muchos españoles no estando acostumbrados, sería incomodo vivir en estos pisos, sin ninguna cortina. Pienso en un familiar, que lo pasaría verdaderamente mal.

Hablando de los castaños, la mayoría de los que hay por Berlín estan enfermos, les aparecen unas manchas a las hojas y se secan antes en otoño. En cada barrio hay colegios y asociaciones que se reunen para recoger las hojas secas, porque según parece, esto puede ayudar a combatir su enfermedad, supongo porque al retirar las hojas tambien se retiran los bichos que las enferman y así no se pueden procrear.

Enlaces relacionados
Vocabulario / der Wortschatz
  • die Aktion = la campaña
  • die Gardine = la cortina
  • der Kastanienbaum = el castaño
  • die Kastanie = el castaño
  • das Laub = el follaje, las hojas
  • kriegen = coger
  • minieren = minar
  • die Motte = la polilla

Comentarios

eau de blog ha dicho que…
Jajaja, ay Carles! me encanta cuando incluyes posts de este estilo. Lo de tu vecino con la cortina es ¡tan alemán!

He de decir que a medida que iba pasando el tiempo, los detalles más simples los pasaba por alto, pero hay situaciones que los definen tan bien que me hacen siempre esbozar una sonrisa.
Carles Codina Calm ha dicho que…
Me encanta "eau de blog" encantarte valga la redundancia. Si, todos somos iguales, pero queramos o no la cultura y el entorno donde nacemos y vivimos siempre nos imprime una patina, como una especie de marchamo de la tierra.
Gracias por el comentario,...