El consulado de España en Berlín

Estas fotos no son de ninguna cárcel. Es la primera vemos un trozo de césped que rodea la Embajada y el Consulado de España en Berlín, una mole de piedra, en medio del Tiergarten, en una zona poco soleada.




Cesped alrededor de la Embajada y el Consulado de España en Berlín

Posted by Picasa
Puerta-reja para entrar en el consulado español en Berlín

La segunda foto es una puerta reja que hay en la entrada del consulado de España, para abrirla tienes que haber desayunado bien, me puedo imaginar que si se presenta un niño o alguien que no esta en plena forma, puede que sea necesario que alguien del consulado salga para ayudar a abrir.
He visto a más de uno que pulsa el timbre que hay en la reja de la entrada, esperando que alguien le franquee esa puerta, que parece cerrada a cal y canto, han aplicado la fuerza habitual con que se abre una puerta y han visto que aquello no se movía ni por asomo, lo siguiente es pensar que esta cerrado y tenemos que llamar, para que vean lo guapos y buenos que somos por el vídeo-portero, y así podremos entrar.. Desde dentro del castillo les contestan, que adelante, que empujen, que animo, que ellos pueden,... eso si, solo de 9 a 1 de la mañana. Lo siguiente es otra puerta de metal y cristal, ahí, ya casi todos tenemos algo de experiencia y sabemos que en este casa las puertas son para machotes alemanes, no para enclenques de españolitos. Es cuestión de ejercitar un poco los bíceps y los tríceps, no nos vamos a quedar ahí, en medio de reja y cristal,...
Los siguiente es una especie de pasillo recibidor, a la derecha ves empotrados en al pared unos pequeños armarios de diferentes tamaños con llaves , la primera vez que estas ahí, piensas pero si no llevo ni la escopeta de caza, ni el cuchillo de campo,.. ¿qué quieren esta gente que meta en este armario? pero algo tenemos que hacer,así que dejamos llavero, monedero, móvil y todo lo que nos parece metálico. Al fondo hay una puerta cerrada y a nuestra izquierda una especie de urna de cristal cerrada también, apretamos un botoncito y se abre la urna, entramos,y se vuelve a cerrar, ahora ya somos un pez en una pecera sin agua, uf que claustrofobia, parece que nos tuvieran que descontaminar, pero no, estamos en un detector de metales, si no lo hemos hecho bien, una de esas voces metalizadas nos dirá que de ahí no pasamos si no vaciamos nuestros bolsillos. Estando ahí dentro, vemos que todo esto, es para entrar en otra sala pequeñita, donde al fondo se ve otra mampara de cristal blindado como hubo en una época en la mayoría de las sucursales bancarias, y detrás una o dos personas. ¿Dónde estamos?, ¿ha pasado algo grave en este país que no nos hayamos enterado?, ¿qué guardan en este edificio?, esto parece la Reserva Federal Norteamericana, si yo solo quiero que me echen un tampón en mi pasaporte,...
Anecdotas:
  • El otro día detrás mio llego una chica joven, aspecto asiático, uppps me he confundido, ¿estoy en la embajada China?, no no,. la chica quería entrar con una caja enorme con lo que parecía una cafetera, acababa de comprarla, yo haciéndole signos intentado explicar desde el otro lado de la urna de cristal que no podía pasar con esa caja, que lo tenía que dejar todo en la entrada. Al final me entiende, y lo deja todo a la puerta, cuando consigue traspasar el descontaminador, me entero que habla alemán, le digo que espero a una persona determinada y aunque detrás del cristal no haya nadie, alguien saldrá más tarde o temprano, así un ratito, ha venido a que le hagan algo a su pasaporte, resulta que no vive en Berlín ha llamado previamente 3 veces esperando solucionar el tema hoy, pero la persona que se lo tiene que hacer, le dice que no,que "Morgen", la chica no lo entiende, pero si he llamado,... Se queda un rato ahí parada, el empleado del consulado le vuelve a decir "Morrrgen" que necesita un tiempo para preparárselo,.. claramente no le gusta la respuesta, la intento consolar, pero yo no puedo hacer nada, solo darle la razón,.. que si ha llamado y el empleado sabe que no vive en Berlín, no parece tan difícil que le solucionara su gestión aquí y ahora,.. pero,.. ..se tiene que ir dejando el pasaporte.
  • Una pareja madre e hija y un bebe que parece que acaba de salir de la sala de partos, acento sudamericano, por su conversación, me entero que son uruguayos y que vienen a registrar al pequeñín,..
  • Una pareja, a ella la he visto afuera cuando he entrado, más tarde intuyo que ella no estaba dispuesta a pasar por ese detector de metales, tiene algún problema con el descontaminador, de repente aparece en la salita, la han hecho entrar por la puerta del fondo. Hay días que me parezco a mi padre y cuando me encuentro a desconocidos intento conversar con ellos y si se dejan los someto a un amplio cuestionario, ese es uno de los días, hay otros días que soy todo lo contrario, no digo ni mu. Bueno, conversando me entero, que el es norteamericano (hablamos una mezcla de alemán-ingles, porque ahora mi inglés es un mezcla rara, donde domina el alemán con palabras sueltas en inglés), ella es española, me parece recordar que se conocieron en irlanda, se quieren casar en Alemania y piensan en un futuro vivir en Norteamérica, he hablado solo con el, con ella no he podido, hubiera sido más fácil en castellano, parece que para casarse en el extranjero en el consulado a uno le someten a una especie de interrogatorio privado... mientras hablaba con el, ella esta en ese interrogatorio,..
  • El otro día un adolescente que también tenía que resolver algún trámite, su español era algo macarrónico, imaginé que era hijo de algún español que hace tiempo que vive por aquí,...
Hablando con una de las personas que me han atendido en el consulado, le comento que es una lástima que tengan que trabajar en medio de tanta piedra con lo bonito que es el exterior, con unas ventanas tan pequeñas, ella me dice que si y que además el agravante por el que están peleando, es que no pueden abrir las ventanas, con lo que la atmósfera del lugar, hay días que es bastante densa.
Supongo que los que pueden penetrar más hacía el interior, podrán admirar mejor el edificio, debe haber despachos y salones muy majestuosos en ese enorme edificio, pero lo poquito que yo he visto no me gusta.
Por cierto, ahora nos van a cambiar al embajador, vamos a tener a un señor que se llama Alonso Dezcallar, que es hermano de Jorge Dezcallar (Un diplomático de amplia experiéncia que era presidente del CNI cuando ocurrió el atentado del 11M), alguien que no es muy bien visto en las huestes del PP, de muestra las perlas que le sueltan en el portal Hispanidad:

Comentarios