Dirigir un coche con la vista

Leemos en el ABC:
Científicos de la Universidad de Braunschweig, en Alemania, han desarrollado un casco que permite, mediante las ondas cerebrales, mover algunos tipos de vehículos.
...
«Con ello se hace realidad el sueño de conectar de forma sencilla el cerebro con la máquina», apuntó el doctor Meinhard Schilling
...
La sencillez a la que alude Schilling radica en que el aparato funciona sin contacto eléctrico con el cuerpo, ya que el casco mide las oscilaciones de la tensión de la superficie craneal.
...
El sistema, bautizado como «brain-computer-interface»
...
La tecnología utiliza el encefalograma clásico aceptado en medicina y se vale de unos sensores del tamaño de una moneda de dos euros. «Cada sensor en el casco, que se concentra en las señales del centro de visión del cerebro, tiene prácticamente las mismas dimensiones que las de un electrodo convencional utilizado para hacer encefalogramas»
...
El proyecto, que cuenta con el respaldo técnico de la Clínica Universitaria Charité de Berlín y el Instituto Fraunhofer de Arquitectura de Cálculo y Tecnologías de Software, espera poder extrapolar el uso de esta tecnología a otros ámbitos. De este modo, los pacientes tetrapléjicos tendrían la posibilidad de dirigir su silla de ruedas con un simple movimiento de ojos y de manera análoga los pacientes con amputaciones accionar sus prótesis naturalmente, sólo con pensar en moverla.


Enlaces relacionados
Un ejemplo de Brain Computer Interface




Comentarios

Moisés Márquez ha dicho que…
Muy buena noticia.

Supongo que con suficiente entrenamiento servirá para pacientes que no pueden hablar por una parálisis. Lo único que habría que hacerles es ponerle una especie de lente delante que representase un teclado.
Carles Codina Calm ha dicho que…
Si Moisés, la cosa creo que va por este camino, no se donde, si lo he visto o lo he leído, que había gente que investigaba en este campo y jugaba con algo parecido a lo que tu dices. Lo particular de este equipo alemán creo que esta en que no utilizan ningún conector físico con el cerebro de la persona, el casco y sus sensores mediante encefalogramas analizan la actividad cerebral y sus deseos y accionan lo que se haya de accionar(un ratón por ejemplo que se desplaza sobre símbolos o letras en una pantalla). Hay investigaciones verdaderamente apasionantes.
Saludos,