Adios a Berlín de Christopher Isherwood

Una de las cosas por las que me gusta poder ir al trabajo en transportes públicos y no tener que conducir ningún auto que ahora no tengo, ni necesito para nada, es que puedo leer tranquilamente en el trayecto. Ahora estos días estoy leyendo : Adiós a Berlín de Christian Isherwood. En los próximos días os iré sacando por aquí algunas citas de

Christopher Isherwood (left) and W. H.Christopher Isherwood (izquierda) y W.H. Imagen de la Wikipedia

el libro por aquí. Hoy un poco del prólogo.
Christopher Isherwood nació en 1904 en High Lane, Cheshire, Inglaterra. Estudió en Cambridge, donde intimó con el poeta W.H. Auden, con el que escribiría tres obras teatrales y un libro de viajes sobre China. Residió en Portugal, Holanda, Bélgica, Dinamarca y Alemania, donde se ganó la vida como profesor. Narró sus experiencia en el seno de una capital que paulatinamente claudicaba ante el nazismo en Adiós a Berlín, libro publicado en 1939 y traducido al español por el poeta Jaime Gil de Biedma. Se exilió en Estados Unidos,...

Cover of Cubierta de Cabaret

Isherwood tradujo algunas obras de Bertolt Brecht- finalmente termino haciendose pacifista y adepto de las enseñanzas de un filósofo hindú, Swami Prabhavananda, cuya biografía escribió, y tradujo un texto indio clásico como lo es Bhagavad-gita.
En su periodo norteamericano -vivio cerca de Hollywood y estuvo vinculado al mundo del cine.
Sobre las Crónicas berlinesas se hicieron dos películas, I am a camera, dramatizada en 1951 por John Van Druten y que provocó considerable escándalo, y la famosa comedia musical Cabaret (1972) de Bob Fosse, interpretada por Liza Minelli y Michael York, un actor que tenía además un notable parecido con Isherwood joven. Ambas películas están inspiradas fundamentalmente en al figura de Sally Bowles, que aparece en Goodbye to Berlín.
Lo que quiso Isherwood en Adiós a Berlín más que contarnos su vida fue reproducir el clima social y político de una ciudad tan enormemente compleja, y sacudida por todas las contradicciones imaginables, como lo fue la capital alemana en los últimos años de la República de Weimar.
Aquí quizás podríamos comparar este texto con la Historia de un alemán de Sebastian Haffner.
...
Landauer, el millonario judío, que se da perfecta cuenta de lo que se le viene encima pero que no quiere abandonar su país- están muy bien descritos, pero es sobre todo el ambiente berlinés, aquella mezcla de riqueza creativa, libertinaje desenfrenado y barbarie política
...

Let No One Deceive You: Songs of Bertolt Brech...A nadie va decepcionar : Canciones de Bertolt Brecht Imagen de la Wikipedia

Reblog this post [with Zemanta]

Comentarios